Andamos abonando la parcela… y aunque no es lo más bonito del mundo, nos hemos encontrado con un regalito precioso… nos encanta trabajar al aire libre…